Ramón Carrillo y el intento de destruir su memoria

Info General - 22/05/2020

Mi padre falleció hace más de 63 años y en todos esos años jamás se intentó denigrar su figura como ocurre ahora, ni siquiera durante la “revolución libertadora”, que depuso al gobierno que él integró.

 

Cuando homenajearon a mi padre el presidente Alfonsín, Menem, Kirchner (Néstor) y ahora Alberto Fernández estaban ajenos a esta información? NO, simplemente no existía esta campaña.

 

¿Qué oscuros fines persigue esta sarta de mentiras? ¿Quitarlo de un billete? ¿Seguir luego con el retiro de su nombre de todos los hospitales, centros médicos, laboratorios, barrios, calles, etc?

 

Respecto a “las acusaciones”:


Eugenesia: ¿así que el “Negro” Carrillo trabajaba para tener una Argentina poblada de “blancos y fuertes”? ¿Qué iba a hacer con su propia persona para cumplir su cometido?

 

Homofóbico: ¿pueden presentar al menos una prueba de esto?

 

Antisemita: ¿alguna prueba de esto? Yo tengo algunas que demuestran lo contrario, con solo leer los apellidos de su equipo en el Ministerio verán que elegía a sus colaboradores por su capacidad y honestidad. Con uno de esos colaboradores, el Dr. Salomón Chichilnisky, entabló una profunda amistad hasta el día de su muerte: Chichilnisky fue uno de los tres amigos que le envió dinero a Belem do Pará para aliviar la dura situación que allí vivimos mi padre, mi madre, mi hermano Ramón y yo.


Nazi: “Se encontró casualmente con Hitler…” Más allá del desvarío fantasioso de algunas personas, incluso integrante de la familia, ¿hay algún indicio cierto sobre esto? “Se sacó una foto”, ¿podemos verla por favor?

 

Un médico nazi en el Ministerio: ¿cuántos colaboradores de Hitler fueron atraídos por otros países? ¿Creen que un ministro tenía el poder de realizar esos traslados? Richter, Tank y otros son solo algunos nombres de los más conocidos. Hasta Estados Unidos asimiló a Wernher Von Braun, creador de las bombas V1 y V2 que asolaron Londres, para que colaborara en el proyecto espacial de ese país. A propósito de este médico nazi, sus restos descansan en el cementerio británico de Buenos Aires…¿debemos inferir que Inglaterra es pro-nazi por ello?

 

Como dijo mi padre en su carta póstuma, “El tiempo, y solo el tiempo, dirá si tuve razón o no”. Algún día se sabrá la verdad sobre esta campaña difamatoria y sabremos quiénes la originaron y con qué fin. Infobae 

 

Facundo Carrillo

 

DNI 11.184.904