Arzobispo emérito de Corrientes

Mons. Castagna: Nunca los tiempos fueron fáciles para presentar y vivir el Evangelio

Info General - 16/11/2019

“Las limitaciones que nos afligen, las enfermedades e injusticias que padecemos, constituyen la propia cruz, la que Cristo nos exhorta a cargar. También es una cruz ‘a cargar’, el combate que nos corresponde para restablecer la justicia y cauterizar las heridas de nuestros hermanos, de sus comunidades y pueblos”, afirmó el arzobispo emérito de Corrientes, monseñor Domingo Salvador Castagna.


El arzobispo emérito de Corrientes, monseñor Domingo Salvador Castagna, aseguró que “nunca los tiempos han sido fáciles, o propicios para presentar y vivir el Evangelio” y consideró que “las actuales dificultades constituyen la actualización del viejo desafío a la fe católica”.

 

“El Señor se niega a facilitarnos las cosas, nos ofrece su gracia para hacer posible su logro. La prueba siempre es dolorosa, a veces intentamos huir de ella, suplicando a Dios que se ponga de nuestra parte y nos exima del sufrimiento de ‘cargarla’ en su seguimiento”, subrayó.

 

“No es lo mejor para nosotros ya que contraría una exhortación precisa y oportuna del mismo Señor: ‘El que quiera venir detrás de mí, que renuncie a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga’”, reconoció citando un pasaje evangélico de san Mateo.

 

El prelado sostuvo que “las limitaciones que nos afligen, las enfermedades e injusticias que padecemos, constituyen la propia cruz, la que Cristo nos exhorta a cargar”.

 

“También es cruz ‘a cargar’, el combate que nos corresponde para restablecer la justicia y cauterizar las heridas de nuestros hermanos, de sus comunidades y pueblos”, agregó.