Nave espacial

El tema excluyente en San Luis del Palmar: Fotografían extraño objeto

Interior - 16/10/2019

Un objeto volador difícil de definirlo captó un comunicador social con una cámara fotográfica en la noche del sábado sobrevolando el cielo en el horizonte de la Capilla del barrio, lo que despertó comentarios e interés más allá de la localidad. Aún se desconoce la procedencia de esa original forma de color celeste, como una especie de embudo transparente.


Un objeto volador no identificado registró con su cámara fotográfica un reconocido comunicador social en San Luis del Palmar, elemento que posee la forma de un embudo invertido de color celeste con dos puntos más luminosos en los extremos de la base que se desplazó en la noche del sábado hacia el horizonte de la Capilla del barrio.

 

Ariel Reyes escribió en su Facebook para explicar las fotos: "Acabo de tomar algunas fotografías en la vereda de casa. Me llamó la atención esto. No voy a entrar en fábulas ni en nada raro. Lo dejo a criterio de los lectores" y explica que "la foto panorámica no está editada, a las otras solamente las definí, les di contraste, para que se vea mejor 'eso' que se ve".


Mientras tanto, ahora se aguarda alguna explicación de organismos oficiales al tomar conocimiento masivo de este suceso, para saber si se trata de algún objeto inexplicable o sólo de algún aparato meteorológico y de finalidades similares construido por manos humanas.


El término objeto volador no identificado, más conocido por las siglas (acrónimo, más precisamente) ovni, se refiere a la observación de un objeto volador, real o aparente, que no puede ser identificado por el observador y cuyo origen sigue siendo desconocido después de una investigación.


El acrónimo fue creado para reemplazar al de "platillo volante", ya que a diferencia de éste, un ovni no tiene por qué ser necesariamente un objeto tecnológico o tripulado, es decir que puede ser también una estrella, un meteorito o un avión desconocido, y ha llegado a trascender más allá de las simples observaciones aéreas.


Aunque autores como Erich von Däniken o Jacques Vallée han apuntado que los antiguos carros de los dioses o las apariciones y raptos en bosques y pantanos podían ser el equivalente a los relatos actuales, el fenómeno comenzó en 1947, íntimamente vinculado a los medios de comunicación.
 

EL PENTÁGONO AL FIN ACEPTÓ
 

Si bien los gobiernos de todos los países por años se resistieron a admitir a identificarlos como naves extraterrestres, hace poco la confesión del Pentágono sobre los ovnis, sede del Departamento de Defensa de Estados Unidos, lo cambia todo, ya que la institución estadounidense admite después de décadas que investiga este tipo de acontecimientos extraños en los espacios aéreos, de los cuáles se desconoce su origen.