Intensas precipitaciones

Emergencia hídrica en Itatí: doce familias evacuadas y peligro de derrumbe de puentes tras caer 200 mm

Interior - 20/05/2019

En Itatí se registraron más de 200 milímetros de lluvia en pocas horas. En el paraje La Palmira y en el casco urbano de la localidad ya fueron evacuadas doce familias. El Concejo declaró la emergencia hídrica.


Luego de casi una semana de buen tiempo y temperaturas agradables, las precipitaciones volvieron al territorio correntino. Y si bien no se registraron inconvenientes en gran parte del interior provincial, diferente era la situación en  Itatí y las zonas rurales aledañas, ya que fueron evacuadas familias e incluso por crecidas de arroyos, dos puentes corrían peligro de derrumbe.

 

El intendente, Germán Fernández, detalló que por el avance del agua fueron cortadas varias calles, dos tramos de la avenida Gamarra, una cuadra de la 9 de Julio y parte de la avenida Belgrano, hacia el barrio Mangaruá. Precisamente, la última zona citada es una de las más afectadas al igual que el Sagrado Corazón y el Ibiray. De esas áreas provienen tres de las familias evacuadas que fueron trasladadas por personal de Bomberos al SUM.

 

 


Mientras que de las poblaciones emplazadas a varios kilómetros del casco urbano, el paraje La Palmira es uno de los más castigados por el agua. Allí, hasta el cierre de esta edición, eran siete las familias evacuadas. Estas fueron ubicadas en la capilla San Blas y recibían asistencia por parte del Municipio. En este contexto, el intendente Fernández declaró a este diario que “la situación es muy complicada y desesperante. Continúa lloviendo y hay alerta por lo menos hasta el martes, por eso reunimos al Concejo para evaluar las acciones y declarar la emergencia hídrica. Eso nos habilita a pedir maquinaria pesada a la Provincia y comenzar con el cuneteo alrededor de la ciudad”.
En medio de esta situación y ante el aumento del caudal de varios arroyos, las autoridades se mantenían en alerta por el estado de los caminos rurales.

 


Es que en dos tramos del acceso al paraje Guayú, el agua socavó la estructura de dos puentes que corrían peligro de derrumbe. Por precaución, personal municipal y de tránsito vigilaba la zona. Aunque -según aclaró el Intendente- “no podemos cerrar el paso porque es el único camino al paraje y los vecinos no quieren abandonar sus casas, así que lo que hacemos es controlar para que no ocurra ningún accidente”.