En 2018 hubo 273 femicidios, uno cada 32 horas

Sociedad - 07/03/2019

Con el paso de los años, el registro de los femicidios continúa marcando una similar triste tendencia: durante 2018 cada 32 horas fue asesinada una mujer en contextos de violencia machista. Fueron 273 hechos, apenas 22 menos que en 2017. Esa baja del 7% -en lo que va del año se mantiene la tendencia, con 48 casos en 65 días) no basta para confirmar que este flagelo social sigue siendo omnipresente. No son solo números: detrás de cada uno de estos homicidios hay vidas segadas y otras, las de los hijos, las del círculo íntimo, trastocadas para siempre.

 

"Por ellas. Ni una menos, nunca más", reclamaron esta mañana desde la Asociación Civil La Casa del Encuentro, ONG a cargo del nuevo informe anual de femicidios que fue presentado horas antes de conmemorarse el Día Internacional de la Mujer.

 

En esta estadística, que se realiza desde 2007 y se ha convertido en la principal referencia sobre esta problemática en el país, se contabilizan tanto los femicidios directos como los vinculados, que comprenden la situación de las personas que fueron asesinadas por el femicida, sea al intentar impedir el asesinato o al quedar atrapadas "en la línea de fuego" o de ataque, y también aquellas víctimas con algún tipo de vínculo familiar o afectivo con la mujer objeto de la agresión primaria que resultaron asesinadas por el femicida con el objetivo de castigar y destruir psíquicamente a quien consideran "de su propiedad".


Como quedó dicho, el drama de los femicidios excede a sus víctimas. El año pasado, perdieron a sus madres 339 chicos y jóvenes, más del 68% de ellos, menores. Se convirtieron en víctimas colaterales que, a temprana edad, ya deben transitar un largo camino de dolor, de búsqueda de justicia, de reconstrucción personal. El 63% de los femicidios y femicidios vinculados de mujeres y niñas ocurridos en 2018 fue producto de la acción criminal de sus parejas o exparejas, por lo que muchos de esos hijos quedaron huérfanos, a cargo de algún familiar. Desde el 9 de febrero de este año los tutores o encargados de la crianza de esos chicos ya pueden gestionar en la Anses el subisidio previsto en el Régimen de reparación económica para las niñas, niños y adolescentes surgido de la aprobación, el año pasado, de la ley 27.452, conocida como Ley Brisa.

 

La vivienda de las víctimas, algunas veces compartida con su homicida, continúa siendo el lugar donde las mujeres pierden la vida con mayor frecuencia en los casos de violencia de género. Respecto de las modalidades más frecuentes de los femicidios, 69 mujeres fueron baleadas, 63 apuñaladas y 45 golpeadas. A diferencia de los dos años previos, el relevamiento indica que se incrementaron los casos de muerte a raíz de golpes y que hubo un leve descenso en los casos de las mujeres apuñaladas. Todos estos datos fueron obtenidos a través del relevamiento que La Casa del Encuentro hace de la información publicada en medios de prensa de tirada nacional.

 

Ante un atento auditorio que escuchaba las estadísticas en un salón del Congreso, Ada Rico, presidenta de la asociación, sostuvo: "En el 86% de los femicidios no hubo denuncias previas contra el femicida. ¿Por qué será? ¿Será por miedo ante la falta de justicia?". En 2016, 46 víctimas habían denunciado al agresor u obtenido la exclusión del hogar. En 2017, fueron 47, y el año pasado, 39.

 

 

"Tenemos que eliminar de nuestra sociedad la violencia sexista", dijo Rico. Durante la presentación estuvo presente el defensor del pueblo de la ciudad, Alejandro Amor, que, una vez más reclamó, en nombre del sexo masculino: "Somos los hombres los que tenemos que cambiar". Y dijo, enfáticamente: "Cuando una mujer sufre violencia de género en su casa y no la puede abandonar es porque hay un tema económico. Hagamos valer la igualdad de género en todos los ámbitos".

 

Para llevar a cabo sus actividades, La Casa del Encuentro cuenta con el apoyo de organizaciones que encabezan una cruzada en favor del empoderamiento de la mujer. Florencia Yanuzzio, directora ejecutiva de la Fundación Avón, resaltó el trabajo que la compañía inició tres años atrás, cuando lanzó su propio protocolo de licencias y acompañamiento para los casos de empleadas de la empresa con problemas de violencia de género.

 

El Observatorio de Femicidios dirigido por La Casa del Encuentro lleva el nombre de Marisel Zambrano, una joven jujeña víctima de femicidio hace más de 10 años. "Con cada caso que se conoce se renueva nuestro sentimiento de dolor, al que fuimos condenadas de manera perpetua", contaron a LA NACIÓN Mercedes y Miriam, hermanas de la víctima, tras la presentación de las estadísticas.

 

Otros interlocutores
"Es imprescindible hablar de la autonomía económica de las mujeres", dijo, a su turno, la diputada Silvia Martínez (UCR-Jujuy), presidenta de la Comisión de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia. Y en representación del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad estuvo Agustina Señorans, subsecretaria de Promoción Social. Entre otras cosas, la funcionaria del área a cargo de la ministra Guadalupe Tagliaferri se refirió a la campaña por la eliminación del acoso callejero en el transporte público y a la puesta en funcionamiento de un centro integral para la mujer en cada comuna, metas que se cumplirían este año, según indicó.

 

Estuvieron presentes, también, representantes de organismos internacionales. Aude Maio Coliche, embajadora de la Unión Europea en la Argentina, señaló que por estos días se discute en el Viejo Continente la conformación de un observatorio que permita analizar y visualizar lo que ocurre con los femicidios en Europa. Por la Organización de las Naciones Unidas estuvo Florence Anne Raes, representante de ONU Mujeres en nuestro país.

 

Junto con el informe, las representantes de la Casa del Encuentro insistieron y resaltaron en la necesidad de:

 

Asignación de presupuesto con perspectiva de género y transversalización de políticas de género en todas las áreas del Estado tanto a nivel nacional, provincial y municipal que identifiquen las partidas en todas las administraciones.


Estadísticas oficiales unificadas y completas sobre violencia sexista.


Plena y efectiva implementación de la "Ley Micaela de Capacitación Obligatoria en Género para todas las Personas que integran los Tres Poderes del Estado" (Ley.27.499).


Inclusión de la perspectiva de género en los concursos a cargos en el Poder Judicial, Ministerio Publico y Ministerio de Defensa.


Efectiva implementación de la "Ley de Paridad de género en ámbitos de representación política" (Ley 27.412), para que refleje un real acceso a cargos electivos y a una mayor participación política por parte de las mujeres.


Ley Nacional para que las personas denunciadas por violencia no accedan o no ejerzan cargos públicos en el Estado.


Creación de Fueros Especializados en Violencia de Género en el ámbito de la Justicia, con la consiguiente creación de juzgados específicos en todas las jurisdicciones del país y sistema de turnos las 24 horas.


Protección integral y efectiva desde una perspectiva de género para la mujer víctima de violencia, tanto en la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) como así también en las Comisarias de la Mujer.
Inmediata reglamentación e implementación con alcance nacional del "Cuerpo de abogadas y abogados para víctimas de violencia de Género" (Ley 27.210).


Asignación de un subsidio económico equivalente a una jubilación mínima por tres años a las mujeres en situación de violencia.


Inclusión de la "Licencia por violencia de género" en la Ley de Contrato de trabajo y Convenios Colectivos de Trabajo.


Efectiva implementación de la Ley Nacional de Educación Sexual Integral (ESI), en todos los niveles de educación a nivel nacional con la debida incorporación de la temática de violencia sexista. (Ley. 26.510).


Tratamiento y sanción de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).


Efectiva implementación del protocolo para la Atención Integral de las Personas con Derecho a la Interrupción Legal del Embarazo (Protocolo ILE).