Playas municipales

Balnearios permanecerán habilitados hasta fines del mes de abril

Política - 04/03/2019

Por las altas temperaturas que se esperan, las playas contarán con todos los servicios, especialmente el boyado y la presencia de bañeros.


Esta es la temporada más larga de playas habilitadas en esta capital, con cinco meses consecutivos y cinco zonas en funcionamiento. Según las cifras, dadas a conocer recientemente, la zona recibió más de 100.000 visitantes, y debido al trabajo conjunto de guardavidas, guardia urbana y policía turística no se registraron inconvenientes de gravedad.

 

Los balnearios capitalinos sirvieron de refugio a miles de personas que encontraron, a la vera del Paraná, un espacio donde pasar las agobiantes jornadas, donde la temperatura se elevó hasta superar los 48º de sensación térmica. Arazaty I y II, Islas Malvinas I y II y la playa Molina Punta fueron sin duda los sitios elegidos. El objetivo para la próxima temporada 2019/2020 será lograr la habilitación en el mes de octubre y alcanzar así seis meses de playas habilitadas. Así es que, tras el cierre el próximo 30 de abril, desde el área de turismo esperan volver a abrir en seis meses.

 

La habilitación significa que quienes lleguen a la zona de playas tendrán guardavidas, boyado, paradores, accesibilidad para personas con discapacidad, alquiler de sombrillas y servicios, desde las 8 y hasta las 20. La finalidad es garantizar esos elementos a las personas que se acercan a disfrutar del río Paraná.

 

PolicÍa turistica


En su segundo año de trabajo la zona de la costanera también tuvo desde noviembre la presencia de la policía turística. En total hay 25 oficiales destinados a las tareas de prevención, que continuarán activos hasta el próximo 30 de marzo. Con tres meses de actividad en la zona de playas, la policía turística realiza tareas de prevención y brinda información turística.

 

Norte de Corrientes tomó contacto con el comisario Gerardo Torres, quien está a cargo del grupo: “La gente se ha acostumbrado a vernos en la zona de playas, el año pasado tuvimos más situaciones de arrebatos, pero por ahora todo está muy tranquilo, trabajamos mucho con la guardia urbana, y las tareas diarias se enfocan sobre todo a realizar prevención del delito”.

 

En total están abocados 25 oficiales y suboficiales de la Policía, pero por día en las calles hay 20 agentes en los turnos, que van desde las 8 y hasta las 21. “Hay personal de a pie, pero también contamos con una camioneta, bicicletas, motos y cuatriciclos”, explicó Torres. “La totalidad del personal cumplió estas tareas el año pasado, por lo cual están altamente capacitados”, dijo.

 

Consultado sobre las tareas que realizan, destacó que lo primordial es la seguridad en las playas Arazaty I y II e Islas Malvinas I y II, además del control de ingresos con bebidas alcohólicas y la posibilidad de brindar información turística a quienes lo requieran. “El objetivo es que las personas se puedan acerca para solicitar ayudar o realizar preguntas”, dijo Torres. “En el caso de sufrir un arrebato, la persona se debe acercar a la policía, que se encargará del traslado hasta la comisaría más cercana para que realice la denuncia, y en el caso de necesitar ayuda médica se lo llevará al hospital”, señaló.

 

En ese mismo orden, puntualizó que hasta el momento no se registraron detenciones.