Por Javier Lewkowicz

Sobre ruedas

CorrientesHoy - 24/06/2014

El Pro.Cre.Auto otorgará, con fondeo del Banco Nación, durante los próximos tres meses, préstamos personales por hasta el 90 por ciento del vehículo, con un tope de 120 mil pesos, a una tasa anual de entre 17 y 19 por ciento. El resultado será una cuota mensual de alrededor de la mitad del dinero que cobran las automotrices a través de los préstamos prendarios. La presidenta Cristina Fernández estimó que la medida anunciada junto al reciente acuerdo con Brasil permitirá “recuperar la producción de autos”. Pero también criticó a las fábricas, “que intentan vender a través de sus filiales en la región los autos que no pueden colocar por la crisis en Europa”. La producción automotriz cayó en lo que va del año un 22 por ciento, a partir del desplome de las exportaciones a Brasil, pero también por la baja del mercado interno. La producción acumulada es de 257.519 autos, un nivel inferior al de igual período en 2012 y 2011, pero superior a 2010 y muy por encima de 2009. Esto implica que a pesar de las fuertes bajas con respecto al año pasado, la fabricación es todavía razonable si se la encuadra en una comparación de mediano plazo. Algo menos de la mitad de la caída automotriz se explica por la situación del mercado interno. Según datos de Acara, los patentamientos bajaron en los cinco primeros meses 32,3 por ciento. Volkswagen, la empresa de mayor participación en el mercado, bajó 28,1 por ciento, mientras que Renault y Ford, que están en segundo y tercer lugar, lo hicieron en un 19,2 y 22,1 por ciento, respectivamente. Fiat cayó 12,1; Chevrolet, 37,2; y Peugeot-Citroën, 20 por ciento. Por su parte, Mercedes-Benz redujo sus colocaciones un 27,2 por ciento y Honda lo hizo en un 40 por ciento. Toyota fue la excepción, porque subió un 18,6 por ciento gracias a sus exportaciones a la región. La suba de los precios de los autos por encima del avance salarial y el fuerte aumento en el costo del financiamiento para la compra de vehículos, en un escenario de mayor incertidumbre y en comparación contra 2013, cuando las ventas estuvieron infladas por la sensación de baratura que ofrecía la mayor brecha entre el dólar oficial y el “blue”, explican la retracción de este año. Según datos que manejan en la cartera económica, entre enero y junio el costo de producción de un vehículo nacional subió 18,6 por ciento, pero en ese período el precio al público subió, en promedio, 25,8 por ciento. Para el caso de los importados, el costo creció 23,5 por ciento y los precios finales, un 30,1 por ciento. “En cualquier lugar del mundo, cuando cae la demanda se ven carteles de oferta en las vidrieras. Acá, los empresarios hicieron lo contrario: cayeron las ventas y subieron los precios”, criticó CFK. Otro capítulo fue el del costo financiero de los créditos prendarios otorgados por las entidades financieras vinculadas a las terminales. En promedio, las empresas incrementaron la tasa de interés que cobran por los créditos personales incluso más de lo que subió el Banco Central las tasas de referencia. Si el año pasado las financieras de las terminales cobraban 4 puntos porcentuales de spread sobre la tasa “mayorista”, este año pasaron a más de 7 puntos sobre esa referencia. Para corregir el panorama de precios y de financiamiento, e impulsar al sector, el Gobierno lanzó el Pro.Cre.Auto. Las negociaciones fueron encabezadas por el ministro de Economía, Axel Kicillof, y su par de Industria, Débora Giorgi, y se extendieron durante varias semanas con los representantes del sector. La principal exigencia oficial fue bajar precios, mientras que las empresas pedían medidas complementarias para estimular las ventas. El resultado es un mix de reducción de precios y mejores condiciones financieras durante tres meses. Vencido ese plazo, los créditos ya no estarán disponibles. Hay 26 modelos incluidos en el Pro.Cre.Auto. General Motors sumó el Classic, a 105.900 pesos, y el Agile, a 124.800 pesos; Volkswagen, la Suran Trendline 1.6, a 160.454 pesos, la Highline 1.6, a 165.091 pesos, y la pick up Amarok 2.0 TDI CS SK 140 CV, a 224.570 pesos; Peugeot-Citroën, el 207 Compact Allure 1.4 cinco puertas, a 131.316 pesos, el 308 Active N, a 174.558, la Partner Presence AA 1.4, a 119.040 pesos, el Citroën C4 cinco puertas 1.6i, a 169.265 pesos, C4 Lounge 1.6, a 222.300 pesos, y la Berlingo Multispace 92, a 185.535 pesos; y Renault, el Clio Mío tres puertas Pack Look, a 93.900 pesos, la versión Confort, a 97.500 pesos, y la Confort Plus a 101.600 pesos, Clio Mío cinco puertas Confort, a 102.700 pesos, el Confort Plus, a 106.500 pesos, y la Kangoo Furgon Generique 1.6, a 98.500 pesos. Toyota propuso la Hilux 4x2 Cabina Simple a 224.200 pesos; Ford, el Focus cinco puertas S 1.6, a 181.607 pesos, la Ranger RC 2.2 TDCI XL Safety 4x2, a 242.546 pesos, y la Ranger RC 2.2L TDCI XL Safety 4x4, a 281.277 pesos; y Honda, el City LX MT, a 156 mil pesos, el City EXL MT, a 175 mil pesos, y el City EXL AT, a 188 mil pesos. Por último, Fiat sumó el Nuevo Palio Essence 1.6 cc, a 123.198 pesos, y el Siena EL 1.6 cc, a 118.750 pesos. Giorgi señaló que los 18 modelos y 26 versiones incorporadas en el plan representan el 28 por ciento del mercado nacional. Los precios presentados por las empresas reflejan bajas con respecto a los valores actuales en las concesionarias. La empresa con mayor reducción de precios es Honda, con el 13 por ciento de baja, seguido de Renault (10), General Motors (7), Peugeot-Citroën (entre el 3 y el 7 por ciento), VW (5), Toyota y Fiat (5) y Ford, con una caída del 3 por ciento. Esos vehículos cuentan con un plan especial de financiamiento blando fondeado por el Banco Nación. Los créditos cubren hasta el 90 por ciento del valor del vehículo y hasta un tope de 120 mil pesos. Se puede pagar hasta en 60 cuotas y las tasas de interés van del 17 al 20 por ciento. El costo financiero total para los clientes del Banco Nación es de alrededor del 27 por ciento y, para el resto, del 30 por ciento. Si el crédito se cursa a través de las terminales automotrices, el costo financiero es 28,25 por ciento, inferior al 52 por ciento promedio que venían cobrando las firmas por los préstamos prendarios. Cada 100 mil pesos tomados a préstamos, la cuota mensual ronda en todos los casos los 3 mil pesos, menos de la mitad de los valores actuales. El plan estará vigente desde hoy y hasta el 24 de septiembre. (Página/12)

Calificá esta nota